Aprueban legalizar las máquinas de tragamonedas en Chile

Los juegos de azar en Chile fueron nuevamente regulados bajo un proyecto de ley, aprobado a comienzos de esta semana por la Comisión de Gobierno Interior del Senado, que oficializa la operación de tragamonedas por fuera de los 18 casinos legalizados del país.

El proyecto de ley fue aprobado por la Comisión antes de ayer por unanimidad (5-0) y regula el uso de máquinas con fines de diversión y esparcimiento actualmente instaladas en centros turísticos y de entretenimiento que están fuera de los 18 casinos de juego autorizados por la Ley N° 19.995 y los siete recintos de concesión municipal.

El presidente de Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e importadores de Juegos Electrónicos (Fiden) de Chile, Sebastián Salazar, aseguró que “la aprobación unánime de este proyecto es un hecho histórico. Con este hito se desecha la iniciativa alternativa que buscaba prohibir esta actividad, lo que se valora, pensando en las familias que perciben ingresos y aquellos que ven un espacio de esparcimiento válido en estos locales”.

Salazar, añadió que “llevamos 15 años pidiendo que se regule nuestra actividad, permitiendo el desarrollo de este sector, protegiendo los derechos de los clientes, los trabajadores, las autoridades comunales y otros”.

El senador Alejandro Navarro, quedó descolocado ante la votación favorable de la moción de los senadores Rossi, Rincón, Bianchi y Quintana que pretende legalizar los casinos populares, en desmedro según Navarro, del Proyecto  de Ley de su autoría, Boletín 10.811-06, el cual “que busca prohibir las máquinas de azar en todo Chile de manera gradual y no regularizarlas para que sigan funcionando, se sigan importando y sigan causando un grave daño”.

Es tal su sorpresa que Navarro afirma  que: estos casinos populares, están asociados  al narcotráfico, a la prostitución, a la venta de alcohol, es decir: a una mafía que ha logrado introducir en Chile máquinas ilegales y que están al servicio de intereses económicos”.

En ese sentido, es que puntualizó que “incluso el fiscal Jorge Abbott está declarado imputado en un caso, debido a que él cuando era fiscal regional de Valparaíso en 2017 requisó estas máquinas. O sea, tal es el poder que tienen quienes están detrás de estas máquinas que son capaces de llevar a los tribunales al propio y actual fiscal nacional”.

Por tanto, debido a la aprobación de parte de la Comisión de Gobierno de llevar a Sala del Senado la votación general del Proyecto de Ley que busca legalizarlas, es que Navarro adelantó que “por cierto, lo rechazaré e insistiré en que se tramite mi propuesta legislativa, porque somos conscientes de que es lo mejor para prevenir la delincuencia, la ludopatía y el bolsillo de las familias vulnerables de nuestro país”.

Asimismo, dijo: “No logro comprender la tolerancia hacia estos casinos populares de máquinas de azar, que son presentadas como máquinas de destreza. Los casinos legales que son supervisados por la Superintendencia de Casinos mantienen silencio, han sido en extremo tolerantes. No logro explicar este silencio. Salvo que la ludopatía comienza a gestarse allí, al lado de la calle, en el mundo popular, en la clase media, en jóvenes que tienen acceso al mundo de las máquinas de azar y que de allí ya adultos puedan ir a los casinos”.

Y Navarro finalizó: “No entiendo el silencio, salvo que estos casinos populares son las escuelas primarias para luego acceder a los casinos legales, para los usuarios, para los ciudadanos, para los futuros ludópatas. Creo que se ha tolerado por demasiado tiempo una situación que es ilegal y que hay que prohibir y eliminar ahora. Y cuando digo ahora es AHORA!”.

X