Enjoy pide a SCJ terminar permisos de concesión anticipada de Coquimbo, Viña, Pucón y Puerto Varas para evitar cobro de boleta de garantía

Tal como lo habíamos anunciado en notas anteriores, la situación comercial de Enjoy era la quiebra y para evitarla la única salida era liberarse de las licitaciones públicas realizadas en la última adjudicación de unidades de casinos en el país.  Enjoy pidió este 17 de abril a la SCJ (Superintendencia de Casinos y Juegos)  de forma anticipada, terminar los permisos de casinos en Coquimbo, Viña del Mar, Pucón y Puerto Varas. Todas estos unidades adjudicadas con cifras incompetibles y que fueron denunciadas por la cadena Sun Dreams desde un principio que eran imposibles y las que apeló  a través de juicios realizados los que no fueron acogidos por la corte de apelaciones.

¿Por qué pide en forma apresurada el término de concesión?

La empresa solicitó a la Superintendencia de Casinos y Juegos que se terminará en forma anticipada los permisos operativos, para que de esta forma, pudiesen evitar el quiebre de la compañía, producto de la situación financiera por la cual hoy se encuentra sumida, según como consigna el diario el Mercurio y pidió terminar de forma anticipada la operación de estos casinos, los que se había jubilado en la última licitación realizada en el año 2018 y que entraron en vigencia justamente en octubre del año pasado y en el mes de julio del próximo año.

La urgencia de esta solicitud es la existencia de la boleta de garantía por un valor de US$155 millones de dólares que entregó a la SCJ para asegurar a los municipio el pago de los primeros tres años de la licitación.

En la licitación, la empresa ofreció a los municipios de Coquimbo, Viña del Mar, Pucón y Puerto Varas aportes anuales fijos que, en conjunto, ascienden a unos 53,4 millones de dólares, los que deberá concretar la empresa cuando las licencias entren en vigencia.

Ante la grave situación financiera por la que atraviesa la compañía Enjoy solamente tiene tres escenarios posibles:

El primero es que los permisos sean nuevamente licitados y así nuevas compañías de casinos puedan ingresar y ser quienes se adjudiquen dichas unidades.

La segunda alternativa es, obtener una prórroga de las actuales licencias de casinos. Una posibilidad que se encuentra muy lejana de ser otorgada dado a que el retraso en las obras y en las inversiones en los casinos municipales está generando pérdidas de 2000 millones de pesos al mes en el caso del casino de Viña del Mar, provocando una mayor crisis financiera al municipio viñamarino, que viene sucumbiendo económicamente desde hace bastante tiempo y la situación, como se dice en el mundo gastronómico, el horno no está para bollos, más aún cuando existe las cadena sudafricana Sun y su filial Monticello, que estaba interesado en adjudicarse dicho unidad de casino y en el caso de Puerto Varas, pasa a conevrtirse en una burla financiera, ya dicho casino ha estado operando sin ningún problema durante este último tiempo en las manos de la cadena Dreams y que Enjoy mantuvo en disputa en los últimos años, mas que por un negocio, sino como un capricho personal.

La tercera opción es que la SCJ autorice esta prórroga, al menos 3 años, qué es el plazo mínimo que pide Enjoy, para poder retomar su situación financiera.

Esta última sería claramente un vicio y  la SCJ  tendrá que dar muchas explicaciones del ¿por que? brindaría mas apoyo a Enjoy, existiendo otros oferentes capaces de cumplir dentro del plazo exigido y pese a ello le brindará esta oportunidad a una compañía que desde un principio de su oferta no tenía la solvencia económica de poder cubrir y cumplir con la oferta, dado a que la crisis financiera de la cadena Enjoy no es de ahora, sino comenzó desde el 2012.

En el mundo del gambling era un secreto a voces que la compañía Enjoy, no podía cumplir con tales metas y que si llegara a enfrentar una crisis financiera, se liberaría de unidades como Antofagasta, Los Ángeles, Chiloé, San Antonio,  pero pelearía principalmente por mantener en su poder Viña del Mar, Coquimbo, Pucón y Puerto Varas, unidades que siendo bien transparentes en el mundo comercial, son las únicas que valen la pena financieramente y económicamente hablando, como destinos de casinos.

Ahora la Superintendencia de Casinos tiene que tener mucho cuidado y tendrá que dar explicaciones de cómo se le adjudicó a una compañía más de 50% de los casinos de nuestro país y más aún la Corte de Apelaciones que falló a su favor a sabiendas que la situación económica de esa compañía no era posible descubrir tal inversión.

Finalmente queda esperar la reacción de la cadena Sun Dreams, Luckia y Marina del Sol ante los cupos que dejaría Enjoy disponibles o si la SCJ, extrañamente otorgue 3 años para apoyar a Enjoy.

X